domingo, 6 de abril de 2008

Amores secretos



“Se ha fallado el I Premio de Relato Breve ECH, Amores secretos, abierto exclusivamente a alumnos y antiguos alumnos de la Escuela Contemporánea de Humanidades. De entre los 56 relatos presentados, el Jurado, presidido por Alejandro Gándara, ha seleccionado 16 ganadores, que serán publicados en 2008 en un libro coeditado por ECH Ediciones y la Universidad de Cantabria.

El libro Amores secretos se distribuirá a nivel nacional y contará además con distribución garantizada en la red de Bibliotecas Españolas, gracias al servicio de publicaciones de la Universidad de Cantabria. Además, Amores secretos participará en las Ferias del Libro nacionales más relevantes (Madrid, Sevilla, Granada y Barcelona) y en varias Ferias Internacionales (LIBER, Guadalajara, Buenos Aires, Londres y Francfort).

El fallo del jurado es inapelable”.

¿Inapelable? Eso significa que estoy a salvo.
Sólo un cataclismo o una invasión de alienígenas hostiles podría impedir que ese libro salga a la luz conmigo dentro. Recemos a los ebrios dioses, no obstante.
La extensión del cuento premiado, absolutamente despiadada, me impide colgarlo aquí.
El júbilo me embarga.
La gratitud me corroe.

19 comentarios:

:: CLauD!o :: dijo...

Te sigo desde acá, desde Chile. Felicitaciones!!

Arcángel Mirón dijo...

No subestimes a los alienígenas hostiles.

Aún así, felicitaciones.

:)

Anónimo dijo...

Enhorabuena.
Hombredebarro.

Larrey dijo...

Estás hecho todo un Javi el ganador.
Muchas gracias por tu presencia en la fiesta del trastero, la gente alucinó...

Galder Reguera dijo...

Me uno a la felicitación.
Me hace mucha gracia como subrayan en las bases dónde estará el libro: bibliotecas, ferias... sólo faltaba poner que "el libro en cuestión será leido por un considerable número de personas, cada una a título individual".
Lo dicho, felicidades y un abrazo.

El Viajero Solitario dijo...

Enhorabuena, Herman.
Lástima que no podamos leer el cuento, conociendo algunos de tus relatos, no tiene más remedio que ser bueno, no le queda otra.
Ya nos irás teniendo al tanto de la publicación del libro.
Abrazos.

Sólo digo una cosa dijo...

Enhorabuena!

¿Y un trocito?

Espectadora dijo...

Felicidades Herman, estoy segura de que valdrá la pena leerlo.
Saludos

Castigadora dijo...

Como? Entonces me quedo sin saber cual es el cuento??? Eso es una injusticia, tendré que pasarme por las Bibliotecas del barrio hasta que llegue. Jo al menos cuelgalo de post en post. Ahhhh! Me muero de la curiosidad, pero...
Madre mía entre tanto grito se me olvidó lo más importante

Felicidadessssssss!!!!!

Recaredo Veredas dijo...

Enhorabuena, Herman, es una pena que no puedas publicarlo en el blog. Saludos.

Mega dijo...

Pienso como Sólo digo una cosa: ¿ni siquiera un cachín?

Muchas felicidades, Herman.

Herman dijo...

¿Desde Chile? No doy crédito. Resulta milagroso que Internet cancele de golpe toda distancia espacial. Un abrazo, Claudio.

Te aseguro, Gilda, que no subestimo el poder de los marcianos (son capaces de cualquier tropelía). Precisamente por ello me encomiendo sin cesar a los arcángeles mirones. Un beso de gratitud.

Tu suave laconismo me complace, Hombredebarro. Un abrazo.

Soy yo, en todo caso, quien debe darte las gracias a ti, Larrey. Por todo.

Tienes razón, Galder. Comparto tu ácido parecer. Ya puestos, quizá deberían habernos facilitado una lista con el grupo sanguíneo de cada uno de los futuros lectores. Te agradezco la visita y la felicitación.

Tus palabras son muy alentadoras, Viajero. Podría devolverte el elogio en idénticos términos. Gracias por seguir visitándome.

Poner un trocito, Sólodigounacosa, quizá supondría mutilar el texto, descoyuntarlo en cierta medida. Creo que los cuentos deben leerse de un tirón, para evitar que la realidad interfiera entre un párrafo y otro. En una lectura interrumpida, el efecto global podría diluírse fatalmente. Ya lo dijo Poe, que de estas cosas sabía un rato. Por ello, si me animara a colgarlo aquí, sería en versión íntegra, con la cabeza, el tronco y las extremidades bien unidas. El problema es que su desaforada extensión, impropia de un blog, me pone en peligro de incurrir en la descortesía.
Gracias en cualquier caso por tu interés.

Ojalá sea como dices, Espectadora. Siempre es un placer que franquees mi puerta.

Nunca me habían gritado tan amablemente, Castigadora. Tus castigos siguen siendo muy gratos. Si quieres, te mando el cuento. Sería el modo perfecto de resolver mis dilemas ético-literarios ya expuestos en líneas previas.

Muchas gracias, Recaredo. Acabo de leer tu cuento en la revista Narrativas y me ha gustado, como de costumbre. Por si no lees esto, te felicitaré debidamente en tu blog.

Eres muy amable, Mega. Te remito a los comentarios precedentes dirigidos a Sólodigo y Castigadora.
Gracias de corazón.

Apostillas literarias dijo...

Muchas felicidades, Herman. Enhorabuena.

Magda

Pablo dijo...

Enhorabuena :-)

Un saludo.

Pablo

Hank dijo...

Te colaste por la puerta falsa y te quedaste, bribón.

Enhorabuena, colega. Disfrútalo intensamente.

Castigadora dijo...

HERMAN! Por supuesto que quiero ese cuento! Tengo toda la curiosidad del mundo.
Mándamelo a este correo cuando puedas:
mamenex@gmail.com

Ya me estoy relamiendo

Besos

Arilena dijo...

¡FELICIDADES Herman!
Siempre es una alegría y seguro que será un buen cuento. Que pena que no vayas a colgarlo aquí porque por muy largo que sea seguro que la gente que va a tener inconveniente :-p
Abrazos

Enrique Páez dijo...

Bien, coño, bien.
Felicidades.

Herman dijo...

Gracias a todos, queridos huéspedes. No os merezco.