jueves, 22 de septiembre de 2016

Nostalgia del presente











En aquel preciso momento el hombre se dijo:
Qué no daría yo por la dicha
de estar a tu lado en Islandia
bajo el gran día inmóvil
y de compartir el ahora
como se comparte la música
o el sabor de una fruta.
En aquel preciso momento
el hombre estaba junto a ella en Islandia.

Jorge Luis Borges (del libro La cifra)
Imagen: Edward Hopper (Sea watchers)

lunes, 5 de septiembre de 2016

Fuerza Menor (Revista Quimera)

Ha ocurrido y tiemblo de alegría. La revista Quimera incluye mi libro «Fuerza Menor» en su lista de recomendaciones literarias de septiembre, junto a títulos de autores tan renombrados como Carlos Fuentes, Miguel Ángel Asturias o Julian Barnes. Permitidme compartir con vosotros el enlace, donde figuran unas palabras que me hacen arder de gratitud. Demasiada felicidad para un lunes.

Revista Quimera. Recomendaciones literarias de septiembre.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Sin título













Todos los sábados íbamos a visitar a mi padre al psiquiátrico. Las pastillas le volvían manso. Su mirada bovina, resignada, en ángulo muerto. Cuando nadie me veía le pegaba un puntapié en la espinilla. Por el brazo roto. Por los moratones. Por el mapa de la rabia que habían dibujado sus puños en mi piel. No las sentía o le daba igual. Patadas de algodón a una montaña.

Jesús Aguado (del libro Carta al padre)

Imagen: Raymond Depardon

miércoles, 1 de junio de 2016

Fuerza Menor (Diario de Navarra)

Mi libro Fuerza Menor (Isla de Siltolá, 2016) tiembla de placer tras la generosa reseña que el escritor Juan Gracia Armendáriz publicó hace poco en el Diario de Navarra. Permitidme compartirla con vosotros mientras levito felizmente sobre el mar.


sábado, 21 de mayo de 2016

El Ku


Híbrido de mosca y colibrí, surge en Kyoto el Ku, diminuto pájaro criado por el barón Yoritomo para que acompañase a un arce rojo en su dolorosa reducción a bonsai. Esta criatura es apenas visible, y sólo se alimenta de las lágrimas que vierten aquellos que, en su sensibilidad, se duelen de los excesos que se cometen contra la naturaleza.

Rafael Pérez Estrada (del libro Cosmología esencial)

martes, 22 de marzo de 2016

El infierno











Tanto visitante inesperado empieza a cansarme. El piso es diminuto, algo mayor que un microondas. Y por ahorrar, tengo que compartirlo con mi hermanastro, depravado tarambana que me legó mi padre al morir. Desde el primer día, comenzó a meter gente en nuestra ratonera sin previo aviso, desconsideradamente. En este momento (es lunes por la mañana) hay cuarenta y tres personas en el pasillo, ciento nueve en el salón y doscientas quince repartidas entre la cocina y el baño. Espero que no griten mucho cuando active el lanzallamas. Deploro molestar a los vecinos.

Imagen: fotograma de Fahrenheith 451

viernes, 4 de marzo de 2016

Matrushka

El obeso mórbido bosteza y de su boca surgen los dos hombres más delgados del mundo, y al estornudar estos, vuelan al exterior desde la noche de cada uno de sus estómagos tres dragones enanos que vomitan fuego y expulsan en su última llamarada cuatro avioncitos en miniatura, dentro de cada uno de los cuales podemos atisbar, si aguzamos la vista y lupa en ristre, a un obeso mórbido a punto de bostezar.

Miguel Ángel Zapata (del libro Mar de pirañas)

jueves, 3 de marzo de 2016

Fuerza Menor (La Opinión de Málaga)

Despertar. Comprar el periódico La Opinión de Málaga. Abrirlo. Encontrar la reseña de mi libro. Fallecer. Resucitar. Bailar breakdance. Comprar un megáfono. Emitir cantos tiroleses. Acabar en la cárcel. Encender una velita en mi celda. Pegar la reseña en la pared. Hacerle una foto con el móvil. Mandársela a mi madre y a vosotros. Agradecerle a José Antonio Sau su enorme generosidad. Dormir de alegría. Despertar. Planear mi fuga para poder comprar el periódico otra vez y abrirlo y encontrar la reseña de mi libro y fallecer y resucitar y bailar breakdance y comprar un megáfono y entrar en un bucle del que no sabré salir ya nunca.

http://www.opinionmalaga.com/especiales/libros/2016/02/29/el-poder-de-la-microliteratura/





domingo, 14 de febrero de 2016

George Leigh Mallory agoniza


Amor mío, vuelvo a casa. Espero que no te importe que mi cuerpo quede aquí tendido, boca abajo, en la fría ladera de este monte.

Emilio Gavilanes (del libro Historia secreta del mundo)

Imagen: Ruth y George Mallory