viernes, 10 de enero de 2014

Seísmos. Cuentos de seis palabras (11)

Ingiere liliputienses fritos el antropófago minimalista.

Activó por control remoto el atardecer.

El gobierno cortó la luz cósmica.

Los cíclopes invadieron anoche mi habitación.

Rompen a llorar los niños disecados.

Los levitadores muertos van al cielo.

Ameniza la necrópolis el tuno fantasma.

El árbol milenario rugió de hastío.

12 comentarios:

Francesc Barberá dijo...

Un placer leer nuevos seísmos. Me quedo con los niños disecados. Un abrazo.

BB dijo...

Qué placer volverte a leer Javier. Los añadiré a los otros que guardo.

Un abrazo.

Javier Puche dijo...

Francesc, gracias por hacerte cargo de los niños. Un abrazo.

BB, el placer es mío. Un abrazo enorme.

Paloma Hidalgo dijo...

Ha merecido la pena ser sacudida por tus seísmos.
Saludos

David Moreno (No Comments) dijo...

Me parecen todo un ejercicio de ingenio, bravo.
A ver si lo intento...

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Javier Puche dijo...

Paloma, me alegro de tu temblor.

David, inténtalo. Es muy divertido escribirlos. Un abrazo

Sergio C. dijo...

Y mi teléfono solfeó la noche.

El piano pensativo saltó allende la ventana.

Y te dejo las nueve para mi sorpresa.


S.

Javier Puche dijo...

Sergio, como ves los seísmos se contagian. Me alegra tu visita. Y espero que sigas con el piano. Un abrazo

Cabopá, gracias por tu amabilidad. Aquí tienes tu casa.

Maria Coca dijo...

Muy logrados pese a la dificultad. Enhorabuena.

Javier Puche dijo...

Muchas gracias, María, por tus palabras y por seguir frecuentando este rincón ficticio.

Marcos Callau dijo...

El de los cíclpoes, mi favortio.

Javier Puche dijo...

Marcos, me alegra que te guste el de los cíclopes. Es autobiográfico. Abrazo grande.