miércoles, 14 de septiembre de 2011

La caricia perfecta


No hay caricia más perfecta que el leve roce de una mano de ocho dedos, afirman aquellos que en lugar de elegir a una mujer, optan por entrar solos y desnudos en el Cuarto de las Arañas.



Ana María Shua (del libro Casa de Geishas)

Imagen: Spider, de Louise Bourgeois

8 comentarios:

Gemma dijo...

¿Puede el horror contener, ser su misma expresión, de lo bueno, de la belleza, del amor? Inextricable dilema.
Abrazos

No Comments dijo...

Paradojas de la vida.
Un saludo indio

Raúl dijo...

Los hay con unos gustos...

Miguel Baquero dijo...

Hay gustos para todo. Pero vamos, yo me quedo con las manos de toda la vida

Araceli Esteves dijo...

Un relato espeluznante.

Concha Huerta dijo...

llego a tu blog desde el de Anne. decirte que yo antes muerta que dejar que una araña me acaricie. Es el unico ser del reino animal que me puede. Un saludo

Marcos Callau dijo...

Perfecto micro. Algo tétrico pero estupendo. Tengo un amigo admirador de Ana María Shua. Ahora compruebo por qué.

Elèna Casero dijo...

uf¡ con el pánico que me dan a mí las arañas. Que magia tiene esta mujer.