jueves, 6 de enero de 2011

Parasomnia

Puerta Falsa cumple tres años (el tiempo es un antílope). Para celebrarlo, permitidme compartir con vosotros no un microrrelato sino un cuento, género hacia el que me voy decantando con irresponsable ímpetu. Se titula Parasomnia, y ha sido galardonado en la IV edición del Premio Internacional de Relato Patricia Sánchez Cuevas. Añadiré que hunde sus raíces en mi biografía nocturna. Ojalá os agrade. Podéis leerlo aquí.

43 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Pues muchas gracias por este regalo de Reyes. Pasaremos a leerlo. enhorabuena por tu galardón.

Gemma dijo...

Es una maravilla, Javier. Felicidades por ese gran cuento.
Un abrazo

Jesus Esnaola dijo...

Gracias por el regalo, Javier. Pese a que todo el cuento está salpicado de un humor contenido, sin dejar que el surrealismo ponga en riesgo la verosimilitud de lo que cuentas, el resultado es muy inquietante.

Me ha gustado mucho. Enhorabuena.

Valeria dijo...

Enhorabuena, Javier, por esos tres años de publicaciones virtuales y por ese cuento regalo. Un abrazo, Valeria.

Ginés S. Cutillas dijo...

Felicidades Javier. Gran cuento y merecido premio.

Un abrazo,
Ginés

Rosana dijo...

Que sepas Javier, que desde que leí en mayo del año pasado el fallo del concurso en pl.com estaba deseando leer el relato. Me imaginé que no lo colgabas porque hasta la entrega de premios y publicación del libro no te lo permitían.

Después de tantos meses, el relato no me defrauda y encima se mueve en el terreno de lo fantástico perturbador que a mí me pierde.

¿Has sufrido sonambulismo?
Y qué bueno ese viraje de los cortísimo al relato.
Un abrazo

Elèna Casero dijo...

Es merecedor con todos los honores de este premio.
Ya lo he leído, es inquietante, fantástico, humorístico.
Mi enhorabuena.

Me ha gustado mucho.
Un abrazo y feliz año.

Lucie G dijo...

Enhorabuena por el premio, muy merecido. Me alegro haber descubierto tu blog, volveré a pasearme por aquí. Saludos

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! muy bueno. Mi hermano, de niño, fue sonámbulo y un tio mío también. Mi abuelo era guardia y cada noche tenía que esconder el arma donde mi tío no lo viera. También las llaves de la casa. Un peligro, porque más de una vez se fue de "marcha" fuera de casa.
Disfruté tu premio doblemente: con él estrené el e-book que me han traido los reyes magos, jejej.
Un abrazo, ESCRITORAZO (vaya, esto rima).

Sinuosa dijo...

El comentario anterior es mío, es que marqué el punto equivocado, jejej
Sinuosa

Olga Bernad dijo...

Felicidades por el cuento y el aniversario, Javier. Es un placer cruzar esta puerta que esperamos siga abierta muchos años más.
Un abrazo.

400 dijo...

Mi más sincera enhorabuena, buen Hermanastro. Da gusto ver que los premios no siempre acaban en manos de desalmados. Una belleza, el relato.

Mita dijo...

Un pijama cuidadosamente doblado en el suelo es una imagen muy bella, me inspira muchas cosas y una nevera llena de libros es como un cuadro, alguien podría dibujarlo.
Uno de los "otros yo".
He coordinado este año pasado un libro de relatos, somos quince autores. Mi relato se titula: Los colores del cerebro.
En cierto modo esta visión surrealista de la que hablas la conozco muy bien. Y me ha encantado leerte un cuento, no conocía esta faceta tuya.
Besos

Javier Puche dijo...

Marcos, gracias a ti, por visitarme y por leer mis fechorías. Un abrazo.

Gemma, me alegra mucho que te guste "Parasomnia". Es un relato al que le tengo especial cariño. Otro abrazo para ti.

Jesús, celebro haberte inquietado. Lo del humor es inevitable. Sin él, perecería. Te doy las gracias.

Valeria, gracias a ti por mencionar "Parasomnia" en tu estupendo blog. Eres muy generosa.

Ginés, un abrazo fuerte.

Rosana, he sufrido episodios aislados de sonambulismo alguna vez. Y te aseguro que me turba llevar alojado ese alien. Celebro que te guste mi narración. Un abrazo.

Elena, mil gracias.

Javier Puche dijo...

Lucie, bienvenida a este lugar ficticio. Aquí tienes tu casa.

Sinuosa, impresionante estirpe de sonámbulos la tuya. Comprendo que tomárais precauciones. Un honor que hayas inaugurado tu e-book con "Parasomnia". Abrazos para ti también.

Olga, yo y mi sonámbulo haremos lo posible por que Puerta Falsa cumpla al menos un año más. Gracias por seguir viniendo.

Mostaza, tu aprobación me llena de júbilo. Un abrazo colosal.

Mita, viniendo de una poeta, el comentario tiene valor añadido. Celebro que te hayan gustado las imágenes del cuento. Mucha suerte con ese libro del que hablas.

Miguel Baquero dijo...

Lo imprimio y lo leo, por supuesto, pero así, por encima, tiene muy buena pinta ya desde el título

manuespada dijo...

Me ha gustado mucho tu cuento Javier. El humor que destila es genial, y la historia fantástica también. Hubo una época en la que sufrí algún episodio de sonambulismo, y me he sentido un poco identificado. Un abrazo.

PD: ¿Te llegó el libro?

Maite dijo...

Estupendo Javier, te mueves muy bien en estas extensiones. enhorabuena. Un abrazo.

Araceli Esteves dijo...

Una delicia de cuento, que es imposible dejar de leer una vez empiezas. Mis felicitaciones por el merecido premio.Un abrazo y que siga la buena estrella.

Javier Puche dijo...

Miguel, espero no defraudarte. Un saludo y gracias.

Manu, celebro que te guste. ¿Sonámbulo también? Somos ya unos cuantos, según parece. Quizá deberíamos abrir un club (nocturno, por supuesto), para deambular en comandita.
P.D.: Recibí el libro, gracias.

Maite, eres muy amable. El cuento es un género difícil y hay mucho que aprender aún. Otro abrazo.

Araceli, atrapar al lector desde las primeras líneas fue uno de mis propósitos principales. Me alegra haberlo logrado contigo. Gracias por tus palabras.

Raúl dijo...

Antes de leerlo, ya estoy seguro de lo merecido del premio, Javier.
Feliz año.

Francisco Ortiz dijo...

El relato es impecable, con un aroma a clásico y a historia antigua, muy bien planeado. Y estoy seguro de que cambiarás de registro y harás muchos otros relatos buenos, porque talento no te falta.
Felices tres años y espero que sean muchos más.

Maria Coca dijo...

Un regalo magnífico. Entiendo que hayas sido galardonado. El cuento es muy especial. Enhorabuena.

Besos y feliz año.

Francesc Cornadó dijo...

Enhorabuena. Magnífico cuento.

Salud

Francesc Cornadó

Javier Puche dijo...

Raúl, siempre tan amable. Feliz 2011 y gracias.

Francisco, tus palabras me alegran mucho. Y me animan a seguir perpetrando travesuras verbales. Te mando un abrazo fuerte.

María, Francesc, gracias a ambos.

Castigadora dijo...

Felicidades es un gustazo leerlo.

Miguel A. Zapata dijo...

Enhorabuena, Javier, magnífico texto. Algún día tendremos que hablar tú y yo de nuestras alteraciones del sueño, que seguro darían para varias antologías del género. Un abrazo horrorisomne.

Sabes que sigue brillando dijo...

¿En qué orden haríamos estas tres cosas: ponerse algo de ropa, comprobar que no hay nadie en casa, llamar a la policía?
¿En un día da tiempo a cambiar la cerradura, comprar un perro guardián e instalar un sistema de alarma con cámaras en todas las habitaciones?
¿Por qué no ve todo lo que hace el sonámbulo desde la cama?
El principio, desordenado. A partir del psicólogo, mejora; y el final, muy bueno. Hay madera.

Javier Puche dijo...

Castigadora, gracias siempre.

Miguel Ángel, me alegra mucho que te haya gustado. Será un placer que mantengamos cuando gustes esa conversación sonámbula.

BB dijo...

Aunque algo tarde, nunca lo será para felicitarte por ese, tan merecido premio. Me ha encantado tu cuento, inquietante y surrealista. Un placer leerlo.
Besos
BB

Javier Puche dijo...

BB, tú nunca llegas tarde. Y el placer es mío, por tu visita.

nadie dijo...

maldita palabra sonámbulo

maldita

felicidades, claro

siempre felicidades.

Javier Puche dijo...

Nadie, envidio su nombre. Gracias.

nadie dijo...

yo envidio su voluntad

bravo

Sabes que sigue brillando dijo...

Mi primer comentario salió un poco áspero. Lo siento, no pretendía molestar ni romper el buen clima de la página.

Javier Puche dijo...

Señor (o señora) Sabes, más que áspero, su primer comentario era altivo. Pero ni por asomo me molestó. Valoro en cualquier caso sus anónimas disculpas. Indican que es usted persona civilizada. Y procedo a responder sus preguntas iniciales, tan extrañas:
1) Lo ignoro. Sólo sé en qué orden hizo esas cosas mi personaje.
2) Por supuesto que sí.
3) Me temo que no ha entendido usted el cuento. O yo no he entendido la pregunta.
Gracias por dejar aquí sus palabras sin nombre. Y ahora dígame: ¿Es usted mi sonámbulo por un casual?

Anónimo dijo...

El relato me encanta. Y el pobre sonámbulo me inspira mucha simpatía (debe ser un tipo peculiar cuando usa gorro de dormir en una época en la que hay alarmas de última generación). Lo único que me choca es que el fiero perro guardián cupiese en el microondas (¿quizá lo metió por trozos?) y me intriga mucho cómo pudo rescatar el protagonista el cadáver del psicólogo del mar. El detalle de los caballitos de mar desaparecidos siempre arranca una sonrisa de mi rostro...
Enhorabuena.

Kate

Javier Puche dijo...

Kate, celebro que te encante. En cuanto al temible perro guardián, era pequeño, tamaño microondas concretamente. Gracias por tu amabilidad. Y bienvenida.

manuespada dijo...

Javier, recibí el libro, gracias. No me está entusiasmando demasiado, el lenguaje está muy recargado y lleno de adjetivos un tanto antiguos, pero bueno. El que te mandé yo, ¿qué tal? A mí me gustó. Ya haremos más trueques literarios. Un abrazo.

Javier Puche dijo...

Manu, coincidimos en la valoración del libro. A mí me aburrió bastante. Excesiva hojarasca. El que me mandaste, sin embargo, es colosal. Te lo cuento mejor por e-mail. Otro abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Feliz "cumpleblog" y enhorabuena por ese merecido premio. El relato es inquietante y engancha desde el principio. Me encantó.
Un abrazo.

Miguel Sanfeliu dijo...

Quiero añadir que el final del relato me ha parecido redondo porque deja abiertos los enigmas y engrandece la historia. No es fácil encontrar un buen final, y menos para una historia como esta. Enhorabuena.

Fernando Valls dijo...

Felicidades, Javier, por esos 3 años.