martes, 9 de noviembre de 2010

Definiciones diabólicas (I)


Imparcial.
Incapaz de atisbar la menor posibilidad de provecho personal en el caso de que optara por adherirse a uno de los dos bandos enfrentados en una controversia.

Implacable. Que no se deja apaciguar sin una gran suma de dinero.

Impunidad. Riqueza.

Incienso. En asuntos religiosos, argumento dirigido a la nariz.

Ingratitud. Forma de amor propio que no es incompatible con la aceptación de favores.

Inmigrante. Persona desinformada que cree que un país es mejor que otro.

Intimidad. Relación a la que se ven providencialmente arrastrados los necios para su destrucción mutua.

Ambrose Bierce (Diccionario del diablo)

Imagen: Fotograma de la película Psicosis

15 comentarios:

Anónimo dijo...

El del incienso, no sólo es ocurrente, sino también brillante.

Raúl.

Jesus Esnaola dijo...

El diccionario del diablo es un libro de cabecera, recomiendo a todo el que pueda a hacerse con un ejemplar, Valdemar lo tiene editado en bolsillo a un precio más que asequible. Gracias por recordármelo, Herman.

Un abrazo catalasco, de un vasco desde cataluña.

Maite dijo...

Uy, pues con esta muestra que has dejado aquí, y la recomendación de Jesus, creo que adquiriré el susodicho libro ;-)
Un abrazo y gracias por el aporte, Herman

Miguel Baquero dijo...

Creo que esas definiciones son infinitamente más certeras de las que puedan dar los académicos

Marcos Callau dijo...

Un fotograma muy adecuado para esas definiciones.

No Comments dijo...

Me quedo con la del incienso, me huele sobradamente original.

Un saludo indio

Jesús Ortega dijo...

Empecé a leer. Creía que eran tuyas. (Herman está ampliando la paleta de colores, pensé). Pero no, no eran tuyas, eran de Bierce.

Por un momento...

malditas musas dijo...

"argumento dirigido a la nariz" :))

Increíble.
Besos

Fàtima T. dijo...

Algunas definiciones me parecen realmente brillantes, como la de imparcial. Otras admiten sus matices, como la de inmigrante. Se puede serlo por diversas razones, no solo la económica o social.

BB dijo...

Me han encantado, pero me gustaría más que fueran tuyas.
La del incienso me pareció genial, aunque creo que lo son todas, como lo es ese Inmigrante desinformado o aquellos necios que ignoran que la intimidad es una forma de destrucción mutua...
Besos
BB

Herman dijo...

Raúl, coindimos: la definición de incienso es una pequeña obra de arte sacrílega.

Jesús, yo manejo la edición de Galaxia Gutenberg, con traducción de Vicente Campos. Al parecer, es la única versión íntegra en castellano. Un volumen de gran belleza, muy recomendable.

Maite, harás bien si lo adquieres. Tu particular Mr. Hyde te lo agradecerá. El mío está encantado.

Miguel, no te quepa duda. Los académicos ya sólo saben destrozar el alfabeto.

Marcos, tanto el bueno de Norman, como su anciana madre, te mandan un saludo cordial. Y preguntan afectuosamente si tienes previsto pernoctar en el Motel Bates.

manuespada dijo...

Pues yo me quedo con el de impunidad, aunque lo mejor es no renunciar a ninguna. Genial Bierce, adelantado a su época en este tipo de ejercicio/juego de palabras.

Herman dijo...

Sr. Jefe indio, gracias por venir. Es usted muy amable.

Jesús, ojalá fueran mías estas definiciones malévolas. Celebro que llegaras a pensarlo, siquiera un instante.

Malditas Musas, besos nada malditos.

Fátima, me alegra tu visita. Y todo admite matizaciones, obviamente. Incluso estas dos frases que acabo de escribir.

BB, ojalá pudiera inventar definiciones de semejante calibre. Gracias por el cumplido. Y por seguir entrando en mi guarida. Besos.

Herman dijo...

Manu, tú lo has dicho. Para qué renunciar. Quedémonos con todas. Bierce era un sabio.

Xuan dijo...

Lo mejor de Ambrose Bierce es el final de su vida.