lunes, 20 de octubre de 2008

El drama del desencantado



...el drama del desencantado que se arrojó a la calle desde el décimo piso, y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los amores furtivos, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa valía la pena de ser vivida.

Gabriel García Marquez

15 comentarios:

caleidoscopyo dijo...

Buen extrato de Gabriel. Me gusta tu blog amigo. He entrado porque me ha llamado la atención el nombre de "puerta falsa" :)

PD: Lo unico que me falla un poc es el color del fondo. Que a la larga se hace un poco cansado de leer (mi blog empezó siendo negro de fondo, y lo cambiamos a blanco a los dos meses, y la verdad es que hemos ganado mucho)
un saludo!

Mega dijo...

¿De ahí procede el título de tu blog, o por el contrario descubriste el texto de García Márquez más tarde? ;-)

Buen fragmento.
Saludos

Elena dijo...

Ya conocía este texto, pero no recordaba que fuera de Gabo. En unas pocas líneas se narra toda una experiencia que cambia la determinación de una persona, de forma que sentimos la angustia del suicida cuando, a punto de llegar al suelo, se percata de su error. Es un texto terrible, pero a mí me fascina esa caída a cámara lenta que nos permite introducirnos en la intimidad de otras personas. Todos tenemos nuestras miserias y secretos.

Un saludo

Herman dijo...

Saludos, Caleidoscopyo. Tendré vagamente en cuenta tu observación cromática.

En realidad, Mega, el texto de García Márquez lo descubri hace pocos días por puro azar. Me alegra que te guste. El nombre de mi blog procede de Julio Ramón Ribeyro, quien pensó en llamar "Puerta falsa" a cierta revista literaria que finalmente nunca vio la luz.
Un saludo afectuoso.

Así es, Elena. Aquí García Márquez vuelve a demostrar su destreza narrativa. Más que un texto, parece un puñetazo. Tal es la conmoción que provoca.
Otro saludo.

Arcángel Mirón dijo...

A este hombre le debo mucho. Muchísimo.

Raúl dijo...

A modo de fábula, casi a modo de fábula, escribe este psaje el genial Márquez.
Yo me pregunto; cambió su percepción porque vio que las miserias de sus vecinos eran tan grandes como la suya?

El Viajero Solitario dijo...

Siento un gran admiración por Gabo (el escritor, no la persona -uno no debería conocer nada sobre la vida privado de los autores que admira). aunque admito no haber sido capaz de acabar sus memorias de putas tristes.

Este fragmento que rescatas con gran acierto, bien podría funcionar como un microcuento en sí mismo, capaz de propinarnos ese puñetazo que mencionas.

Es posible que, como dice Raúl, viera que las vidas de los demás eran tan miserables como la suya. Aunque yo me inclino a pensar que ver no vio nada, la velocidad de una caída desde un décimo piso no permitiría más que una visión fugaz, un vislumbre; aquello no fue, pues, una visión, sino una figuración, provocada sin duda por un arrepentimiento postrer, ya tardío.

Siempre es un placer acercarme a estos autores que nos traes, Herman.

ENTREVAGONES dijo...

Es verdad, sí que valdría como microcuento. Así como algunas escenas de algunas películas son un cortometraje en sí mismas, también hay párrafos que alcanzan esa independencia. Y eso del puñetazo... Me recuerda a esa frase que le gusta utilizar a los profesores de literatura para distinguir, o aportar un nuevo matiz a la diferencia entre novela y cuento. "Una novela gana por puntos, el cuento por KO"

Castigadora dijo...

No conocía este texto. Me sorprendió. Como es capaz de transmitir en pocas lineas lo que puede pasar por la cabeza de un suicida. Merece ser la vida vivida aunque sea para leer sus escritos

Besos

Miss Morpheus dijo...

Demasiadas veces nos damos cuenta de las cosas cuando ya no hay solución... Nadie como García Márquez para hacer de una tragedia un tema de reflexión.

Un saludo.

ella dijo...

Recuerdo ese relato. Lo leí hace siglos.
Así de puñeterito es el ser humano, sí señor.

Besos orgiásticos

Filoabpuerto dijo...

Bueno, al menos atravesó esa puerta falsa con algo más de conocimiento...¿no?...Mmmmm!

Un poco "ingenuo" ese suicida si ignoraba que miserias "haylas" y por doquier y no sólo en su propia vida... Quizá si no hubiera claudicado tan pronto, podría haberse dejado seducir por esos gratos momentos que la vida también concede y por los que seguimos animados a permanecer
"asomados a su balcón".


Ya lo han dicho por ahí: Gabo, genial, gracias por acercárnoslo

Saludos

Merce

Herman dijo...

Todos estamos en deuda con este escritor, Gilda. Permanentemente.

En cualquier caso, Raúl, de poco sirvió a este personaje que su percepción cambiara.

Compartimos nuevamente admiración, Viajero. Y aquí entre nosotros, te confieso que yo tampoco pude terminar sus dos últimas obras. Ni las putas tristes ni las dichosas memorias. Mis manos dejaron caer al suelo ambos libros. Ingratas manos las mías.
Coincidimos también en la convicción de que no conviene acercarse en exceso a ciertos ídolos. El chasco puede ser colosal. Existen, sin embargo, estoy seguro, magníficos escritores cuya calidad humana resulta equiparable a su calidad artística.
En cuanto a la perspicaz lectura que haces del fragmento sobre el suicida, sólo añadiría que acaso fuese el simple instinto de supervivencia lo que provocó su figuración y postrer arrepentimiento. Cualquiera sabe.
Me alegra que disfrutes con estos micro-homenajes literarios.
Un abrazo

Si no me engaño, Entrevagones, fue Julio Cortázar quien empleó ese símil pugilístico aplicado al cuento. Gracias por visitarme.

Yo tampoco lo conocía, Castigadora. Lo descubrí casualmente en una de mis erráticas navegaciones por el océano virtual. Besos.

Así es, Miss Morpheus. A menudo es demasiado tarde para casi todo. Y demasiado pronto para casi nada.

Dada tu rozagante juventud, Ella, resulta imposible que leyeras este fragmento hace siglos.
Besos impúberes.

Tú lo has dicho, Filoabpuerto. Sigamos asomados al balcón, disfrutando del insólito paisaje.
Gracias a ti por la visita.

Las3Musas dijo...

herman-o:

tus citas son impecables

bso cautivado
musa

santiago (uruguay) dijo...

a mi no me gustaba como marquez escribia novelas, pero en estos dias estuve leyendo algunos cuentos y cambio mi opinion. me parece que le cuesta manejar bien el transcurso de una novela y por eso inventa tantos hechos para que no se note. pero en resumen es uno de los mejores escritores hispanos de la actualidad.

saludos