jueves, 27 de diciembre de 2007

Definiciones diabólicas (A)


Abogado: Profesional especializado en burlar la ley.

Acordeón: Instrumento en armonía con los sentimientos de un asesino.

Admiración: Nuestro amable reconocimiento del parecido que guardan otros con nosotros.

Adorar: Venerar esperando algo a cambio.

Amor propio: Valoración equivocada de uno mismo.

Anormal: Que no se ajusta a los criterios habituales. En cuestiones de pensamiento y comportamiento ser independiente equivale a ser anormal, y ser anormal, a verse detestado. Por eso el lexicógrafo aconseja que todos hagan cuanto esté en sus manos por parecerse más al hombre medio que a sí mismos. Quien lo consiga, disfrutará de la paz, de una muerte segura en el futuro y de la esperanza de ir al infierno.

Antipatía: Sentimiento que inspira el amigo de un amigo.

Año: Período de 365 decepciones.

Ausente: Que corre especial peligro de verse denigrado, vilipendiado, inexorablemente equivocado, reemplazado por otro en la consideración y en el afecto de los demás.

Ambrose Bierce (1842-¿1914?)

(Del libro El diccionario del diablo, editado por Galaxia Gutenberg)

3 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Es buenísimo.

Anónimo dijo...

Culpable: El otro. Esta me gusta especialmente.

Herman dijo...

Excelente también, Anónimo, como casi todas las definiciones de Bierce. Prometo colgarla cuando le toque el turno a la letra C.